domingo, 18 de enero de 2009



DOMINGO DE VERACRUZ


“Palomita, no me cagues el cotón,

es percal de primerita y saliendo de la misa voy dar un par de paseos por todo el malecón.”

Cuando pienso en mí, pienso en traerme regaladas algunas de las miraditas domingueras que tan a gusto se dibujan concentrando la atención.

Los cabellos bien peinados, las sandalias muy bien puestas, listones, moños, prendedores, todo lo que la manito agarró, se usa y bien llevado cuando se trata de ser lucidor.

¡Que bien hueles, Maruca, a jabón y talco, a canela y limón.!

Y plancha su vestido con las manos cada vez que Jacinto se aproxima. Baja la mirada, insinúa una sonrisa, y se inclina adelante, para que se vea lo que contiene ese escote tan revelador.

Porque “el paso de las bellas” bien pudiera considerarse toda una tradición.

Se hacen bola y se atropellan cuando empieza a tocar la orquesta un buen danzón.

“Juan Moreno, ya no insistas”

Hay charol, plástico y tela, guayabera, camisa y camisón.

Doña Felicia Berthely, Penélope, y Olga Ramón, Margarita Falfort, Josefina, Bertha y no podían faltar las Prado. Cafecito y canilla, mesa cercana al bullicio, pa´que se vea mejor.

“Palomita, no me cagues el cotón, lo he mercado con mi ganancia, y no hay ganancia mejor”

No hay comentarios:

Publicar un comentario