jueves, 6 de octubre de 2011

U N C A T E G O R I Z E D


Trataré, lo prometo.De no perder completamente tus rasgos en la vorágine de ésta violenta agresión. Prometo decir tu nombre hasta olvidar el sonido de las letras.De respirar.

No quería irme sin la despedida. Tampoco fue como yo esperaba, pero a veces no se puede elegir la forma.Se está pésimo sin los cinco sentidos, no te voy a mentir.Esto de ver cada día disolver tu propia materia, jode. Y no tienes idea cuanto lamento tener que dejar para otra vida lo que no fue.

Estoy en la primera etapa del final.Probablemente suceda lentamente y deba montarme con uñas y dientes ante semejante espera,probablemente.Pero también existe la posibilidad y el beneficio de un golpe brutal.Lo prefiero.

Vamos, no te quejes.Hice lo mejor que pude y se que debí advertir que me tentaría la pena, antes de lo deseado.Solo que así, ya no tiene mérito. Sabes bien que desprecio a los cobardes.Eso es para maricas.

Te diré que desde acá, todo está relativamente tranquilo.Es como una especie de neblina cubriéndolo todo de a poco.Hay...no, no hay nada.Simplemente no se está.

Lo que me apena es ver lo mal que lo toman los demás.Por eso nunca dije nada.¿Para qué?De cualquier manera, también lo olvidaré.Seré en la memoria de mis afectos.Yo no puedo garantizar lo mismo.


Lo que a continuación proceda se verá reflejado en el siniestro caos de un tormentoso amontonadero de palabras.Espero no tener que formatear la máquina, de lo contrario habrá dificultades para obtener las contraseñas.Tomaré precauciones, lo prometo. Falta que funcione.


         Desde la Súper Trinchera...Alineándome con el C.D.L.G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada