domingo, 27 de marzo de 2011

Como cuando la flor...

Tomaré



tu

mano,

y tomaré tu boca y

todo lo que tu me quieras dar.







Tomaré

la

forma de

tu cuerpo y

por las noches seré invencible.



La suerte y la selección natural

la química impúdica

y mi retórica incróspita





pero





tu mano

tu cuello

tu espalda...



Yo impaciente

imprudente

inconsciente

indecente

intransigente

incontrolable

inaguantable

inamovible

improbable

imposible

insendiable

invocable...YO







Eterna y disuelta,

resuelta y dispuesta

tal como se debe,

como cuando

la flor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada